Weegee: el fotógrafo que capturó lo mejor de dos mundos, crimenes y alta sociedad.

Arthur Fellig o más conocido como Weegee, cuyo nombre viene de la onomatopeya en ingles de la palabra “Ouija”, fue un fotógrafo nacido en el siglo XIX, exactamente en el año 1899 y fallecido en 1968, se dedicó a la labor de reportero gráfico y sus fotografías tenían un estilo bastante peculiar en comparación a los pocos reporteros de la época, era siempre el primero en llegar a cubrir la escena de los hechos ya que era el único fotógrafo en todo New York en tener acceso a la radio policial. Y con su mirada única retrataba sin pudor y en blanco y negro la escena del crimen, revelando después las fotos en el laboratorio fotográfico portátil que tenía en su propio auto.

Otra de las características que hizo famoso al artista fue los retratos que realizaba a la gente de la alta sociedad de la época, todos bien vestidos y sonrientes, mientras que Weegee les daba un aire de rareza deformándolos, fue uno de los -si es que no fue el primero- en experimentar con las deformaciones en las fotografías, capturando con un prisma delante del lente, haciendo de sus retratados unas figuras algo monstruosas, con cuatro ojos o distintas mutaciones, personajes como Marylin Monroe, Salvador Dalí, Andy Warhol e incluso la Reina Isabel fueron deformados por Weegee.

El hecho de no tener una base de estudios en fotografía hizo que Arthur Fellig tomara la cámara y comenzara a aprender a través de la experimentación, rasgo que hizo que tomara como referencia sus propias experiencias, haciendolo un artista único.

A pesar de estar algo lejos de la escena artística, fotográfica y del mundo de la moda, Fellig también tuvo apariciones en algunas publicidades de las revistas Vogue y Life, expuso en el MoMA de New York, actuó para Hollywood, grabo algunas escenas de la película The Yellow Cab Man (1950) y trabajó en la fotografía fija de la película Dr. Strangelove (1962). De hecho, el personaje principal de la película The Public Eye (1992) fue inspirado totalmente en la vida de Weegee.

Muertes, crímenes, alta sociedad, celebridades y deformaciones, recordamos a Weegee, el fotógrafo que capturó lo mejor de dos mundos.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *