Sodoma y Gomorra se adueñó de la noche Temuquense.

Apropiarse de los espacios no es solamente poner música en un local, así lo piensa Valentín o mejor conocido como Tinka, una de las mentes detrás de “Sodoma y Gomorra”, una fiesta que reúne techno y bondage que en su cuarta edición se ha ganado un lugar mucho más connotado en la escena under de Temuco. El evento se llevó a cabo el pasado viernes 10 de agosto en La Plaza Restobar, sitio que hizo a la capital de La Araucanía romper con todas las reglas y márgenes impuestos por una de las regiones más conservadoras del país.
El encuentro nació inicialmente para recaudar fondos para un proyecto universitario de un terreno, que generalmente se financian con la realización de las populares peñas temuquenses donde lo que más suena es cumbia. Sin embargo Tinka y su entorno venían de otro ambiente, por lo que tuvieron la idea de hacer algo distinto a lo comúnmente visto en la ciudad, y además juntar dinero para el propósito original, de ahí nació el concepto de “Sodoma y Gomorra”, que desde un comienzo tuvo una buena recepción. Con el anhelo de crear escena en Temuco y probar si a la gente realmente le gustaba, se realizó la segunda edición que fue todo un éxito, y de esa forma se ha extendido a más versiones creando un nombre que la gente ya recuerda. “Nosotros no queremos que sea un concepto repetido y que la gente se aburra, entonces cuando nos nace la idea de hacerla, la hacemos, y el hecho de no realizarla tan seguido hace que la gente espere Sodoma y se prepare con su outfit, y en general vienen con otra mentalidad”, declara Tinka, que está seguro que el éxito de la fiesta radica en que sea un evento que la gente no sabe cuándo volverá a repetirse y en el cual no sabes qué esperar.
La cuarta edición de Sodoma y Gomorra contó con la presencia de los DJ’s Lobeat de Triunviratum y desde Alemania Dj Aknit, que hicieron a los más de 300 asistentes bailar al ritmo del Hardcore techno, Electroclash y Hard Trance. Además de un show principal de bondage y sadomasoquismo donde una dominatrix rapó en vivo a su dominado que llevaba una máscara de gas, delante de unos televisores que proyectaban imágenes en VHS, entre otras apocalípticas performances que quienes fueron testigo, agradecieron la creación de nuevos espacios alternativos en Temuco, que muchas veces se invisibilizan por los eventos comerciales de consumo masivo. Se espera que el evento vuelva a tomarse la ciudad para su aniversario el 19 de octubra, en medio de una locación dominada por el elitismo, Sodoma y Gomorra vino a destruir los parámetros, botar la rabia y pelear contra aquellos que condicionan nuestras formas de expresarnos y restringen nuestro actuar.
Facebook Comments

2 comentarios de “Sodoma y Gomorra se adueñó de la noche Temuquense.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *