Nan Goldin: sida, violencia e intimidad, un retrato a la contracultura neoyorquina

Autodenominada como fotógrafa documentalista, Nan Goldin se ha dedicado a retratar la intimidad de la escena contracultural de Manhattan. Se fue de su casa apenas tenía 14 años y se unió a una de las comunidades hippies de la época de los 70s. A sus 15 años tuvo su primer contacto con la fotografía en la escuela experimental Satya Community School.

Posteriormente ingresa a la escuela del Museo de Bellas Artes, en Boston, aquí su estilo fotográfico comienza a tomar forma, ya que experimenta con los rollos a color y la utilización del flash. Una vez graduada, en el año 1978, Goldin se encontró de frente con la violencia, las contraculturas e incluso con lo que sería una eclosión del punk y un importante brote del sida en la Gran Manzana, temas de los cuales, la retratista toma como objetos principales de sus obras.

Nan Goldin se ha preocupado de hacer de sus obras un documento abierto de la escena underground estadounidense y hasta el día de hoy se ha dedicado a retratar homosexuales, drags, diagnosticados de sida y sobre todo violencia, temas comunes y frecuentes en Estados Unidos pero ocultos bajo una careta de país perfecto.

“THE BALLAD OF SEXUAL DEPENDENCY”

La balada de la dependencia sexual es un foto-libro de Nan, donde cada una de las fotografías es un relato (no creado ni montado) de la vida real de la fotógrafa, aquí se puede apreciar de lleno el estilo fotográfico de la retratista y lo mencionado anteriormente: violencia, sida y la contracultura neoyorquina.

“…es peligroso. Mis fotos no están armadas. Si me consideran una fotógrafa de moda, todo mi trabajo perdería la credibilidad que tiene por el hecho de ser real. Esa es la diferencia entre el arte y la moda: los fotógrafos de moda nunca te harán llorar”.

Distintos fueron los musos y musas de Goldin en esta extensa serie fotográfica, la cual la artista comenzó mostrando diapositivas en un bar ordinario de Boston, siguiendo después en una presentación en el MoMA de New York para luego realizar el libro titulado “The Ballad of Sexual Dependency”.

“NAN, ONE MONTH AFTER BEING BATTERED”

En los 80s, la fotógrafa conoce a Brian, un ex-marino con quién se relacionó durante años y quién fue el encargado de hacer de esta relación un lío tormentoso y violento, incluso aquella experiencia le dio título al libro mencionado anteriormente.

“Nan, un mes después de haber sido golpeada” se titula una de las selfies más recordadas de la historia, Goldin solía autorretratarse y ésta fotografía ha quedado en la retina de varios artistas, fotógrafos y sobre todo mujeres quienes han podido experimentar en primera persona la violencia de pareja, donde en este caso, Brian fue quién golpeó a la artista, casi haciéndole perder el ojo izquierdo.

“Durante algunos años estuve profundamente ligada a un hombre. Emocionalmente nos llevábamos bien, y la relación se volvió muy interdependiente. Usábamos los celos para inspirarnos pasión”.

  

“A menudo temo que los hombres y las mujeres sean irrevocablemente extraños entre sí, irreconciliablemente inadecuados, como si vinieran de planetas diferentes. Pero a pesar de todo sigue habiendo una intensa necesidad de aparearse. La gente sigue juntándose, aunque las relaciones sean destructivas. Es una reacción bioquímica: estimula esa parte de tu cerebro que solo se satisface con el amor, la heroína o el chocolate. El amor puede ser una adicción. Siento un fuerte deseo de independencia, pero al mismo tiempo anhelo la intensidad que viene de la interdependencia. Pienso que la tensión que se crea allí es un problema universal: la lucha entre la autonomía y la dependencia”.
Nancy Goldin
Facebook Comments
Publicado en: art

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *