Mercedes Benz Fashion Week Chile 2018: Atemporalidad, Romanticismo, Diversidad e innovación

Por: Enzo Santi

El museo de arte contemporáneo, parte del museo de bellas artes de Santiago, fue el lugar que dió vida al Mercedes Benz Fashion Week 2018, el lugar fue escogido para celebrar los 130 años del primer viaje en automóvil, el cual lo realizó Bertha Benz inversionista, esposa y socia de Karl Benz quien sacó a escondidas el invento de su esposo con el objetivo de demostrar que el prototipo era funcional.

Bajo la curatoría de la historiadora de la moda Pía Montalva, fueron 12 diseñadores latinoamericanos invitados al IV año consecutivo del MBFW Chile, Isabel Felmer, La Gaviota, Duende Capitalista, Qüina, Mo Store, Lupe Gajardo, Kokoro, Munay Sisters y Kika Neumann fueron los exponentes del diseño de autor nacional y Weider Silveiro, Chain y Julia y Renata fueron los representantes de Brasil, Argentina y México respectivamente.

La producción del evento fue un gran desafío, debido a las restricciones por parte del museo, se tuvo que montar todo en 48 horas, lo cual lo manejó a la perfección la productora Cazamoda, quienes con mas de 100 montajistas, 200 focos fijos y robóticos, dos pantallas de 12 metros, sistemas de audio, mapping en fachada del MAC y equipos de última generación lograron ambientar y posicionar al mismo nivel de los shows presentados en países como Paris, Madrid, Berlin y Londres.

El tema escogido para esta versión fue la atemporalidad, Pia Montalva comenta: “Elegimos el concepto de la atemporalidad, porque queremos enfatizar propuestas que no están específica y directamente enfocadas en las tendencias actuales de moda masiva, basadas todavía en las estaciones del año, por ejemplo otoño-invierno o primavera-verano.  Las colecciones incluyen piezas muy diversas que tienen un valor individual porque representan un concepto y al mezclarlas con otras permiten contar una historia y construir un estilo, un look, una identidad”.

El MBFW Chile 2018 fue una muestra de distintas miradas hacia un punto en común, cada diseñador logró demostrar y destacar el sello que distingue su marca. La Elegancia, genderless, diversidad, la simpleza y lo exuberante estuvieron muy presentes en esta pasarela.  Los colores utilizados fueron en su mayoría tonos neutros en gran parte de las colecciones con pinceladas de color y estampados demostrando, quizás sin intención, que latinoamérica ya no son los colores vibrantes que en algún momento de la historia fueron atribuidos a la cultura sudamericana.

La IV versión de MBFW Chile dejó sin lugar a dudas la vara alta en cuanto a pasarelas, dejándonos a todos expectantes con lo que será la versión 2019 y claro está quienes serán los representantes de la región, ya que si bien año tras año hemos visto desfilar las mismas marcas de manera consecutiva, el Mercedes Benz Fashion Week 2019 podría ser la vitrina de nuevas marcas que representen a latinoamérica en general.

 

 

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *