Las campañas de moda más controversiales de la historia

Por: Nicolas O. Garcia 

La provocación suele ser una estrategia de marketing bastante inteligente, ya que de una forma u otra, para bien o para mal, logra su fin, poner a la sociedad a prueba y concentrar la atención de la gente sobre el producto que se desea vender. Y no son pocas las campañas de distintas marcas que han causado polémica a lo largo de los años, ya sea con intención o sin intención. Como olvidar las polémicas más recientes, como un comercial de Dove que fue tildado de racista en el que una mujer negra se “transforma” en blanca tras usar un gel de la marca, claro que todo se trató de un malentendido que pretendía mostrar a mujeres de distintas etnias pero de igual forma la compañía pidió disculpas y retiró la publicidad. Y la marca de bebida gaseosa Pepsi también estuvo en el ojo del huracán hace poco por un spot publicitario que tenía como figura principal a la modelo Kendall Jenner, quien en el comercial se la ve en medio de una sesión de fotos que abandona para unirse a una protesta en la que logra reprimir la acción policial ofreciéndole una Pepsi a un policía. El anuncio fue tildado de ofensivo por utilizar imágenes similares a las de protestas raciales como el movimiento “Black Lives Matter”, y por frivolizar a los movimientos sociales; finalmente la empresa pidió disculpas a la gente y a Kendall Jenner por haberla involucrado en la polémica y retiró el comercial.

Y el mundo de la moda no ha estado exento de controversias ya que el shock ha sido una de sus principales armas a la hora de vender. Y como hace un tiempo revisamos algunos de los anuncios más polémicos de la marca de ropa más controversial “Benetton”, ahora revisaremos algunas de las campañas publicitarias de otras marcas que nos han llevado al límite a lo largo de los años.

Calvin Klein.
Es conocido que Calvin Klein siempre ha hecho del sexo uno de sus pilares a la hora de publicitar, y en plena década de los 90 una campaña protagonizada por Mark Wahlberg desató polémica por mostrar al entonces rapero posando en ropa interior y sujetando sus genitales, algo bastante provocador para la época.

Gucci.

La campaña de Gucci de primavera-verano en 2003 no duró mucho, ya que no tardó en ser censurada en varios países. Se trata de una fotografía donde la modelo Carmen Kass muestra su vello púbico rasurado con la forma del logo de la marca. Fue considerada demasiado gráfica pero logró su objetivo de provocar.

Marithé y François Girbaud.
En 2005 la marca francesa tuvo la clara intención de provocar al mundo, y no se les ocurrió una mejor forma de hacerlo que representar La última cena de Leonardo Da Vinci, donde modelos femeninas encarnaban a Jesús y a los 12 apóstoles. Por supuesto que al ala conservadora no le gustó nada y la campaña terminó siendo censurada.

Dolce & Gabbana.
La firma italiana es una experta en retirar campañas recién anunciadas, en 2007 una de las más bulladas fue una fotografía que mostraba a un hombre sometiendo a una mujer tomándola de las muñecas e imposibilitándole el moverse mientras otros tres hombres observaban la escena. El anuncio causó gran controversia por simular el abuso sexual.

Diesel.
En 2010 Diesel lanzó una serie de anuncios con el lema “Be stupid” (Sé estúpido) que fue ampliamente criticada por mostrar a personas haciendo cosas realmente estúpidas, en algunos de los anuncios se leían frases como “Los inteligentes pueden tener cerebro, pero los estúpidos tienen las bolas”.

Donna Karan.
Luego del terremoto del 2010 en Haití, dos años después la marca Donna Karan pensó que sería una buena idea trasladarse al país y realizar ahí una sesión de fotos para su próxima campaña y de esa forma ayudar a la reconstrucción del mismo. Sin embargo una de las fotografías no fue bien recibida, ya que se observaba a la modelo Adriana Lima posando en un carromato y a unos haitianos que parecían esconderse, además de ser casi vistos como esclavos. La campaña fue tildada de racista y generó mucha molestia.

Sisley.
Una oleada de críticas se llevó una fotografía en 2007 en la que se observaba a dos modelos “aspirando” un vestido, haciendo alusión al consumo de cocaína como una metáfora de adicción a la moda. Aunque la marca dijo que dicha fotografía no tenía nada que ver con ellos en realidad, real o no la foto se viralizó y generó múltiples comentarios.

Tom Ford.
El lanzamiento del perfume “Tom Ford For Men” generaba expectativa y se suponía que su temática era sexual, pero su campaña llevó todo más allá cuando apareció una serie de fotografías donde aparece el perfume en medio de los senos de una mujer, en medio de su vagina y en otras se observa el perfume en el trasero de un hombre tapando su ano. Las fotografías fueron consideradas demasiado obscenas pero consiguieron que el perfume fuera todo un éxito.

The Wrong Turn.
El fotógrafo indio Raj Shetye subió a su página una serie de fotografías tituladas “The Wrong Turn”, en la cual se aprecian a modelos glamorosos en un autobús. Nada sería raro sino fuera por el hecho de que los modelos representan un caso real de una violación a una mujer por parte de un grupo de hombres en un autobús en Nueva Dehli en 2012, que terminó con dicha mujer muriendo dos semanas después del ataque. Las fotografías causaron indignación y fueron retiradas del sitio web.

Nolita

La extrema delgadez es un tema recurrente y constantemente criticado en el mundo de la moda, es por ello que la marca Nolita de la mano del creativo de Benetton Oliviero Toscani, decidieron en 2006 realizar una transgresora campaña que criticaba los estándares de belleza, y se retrató a la modelo Isabelle Caro, enferma de anorexia, totalmente desnuda, para crear conciencia acerca de los trastornos alimenticios; las fotografías impactaron a todo el mundo. Isabelle Caro finalmente falleció en 2010 a causa de esta enfermedad.

Como hemos podido ver la industria de la moda sabe como vender sus productos, y de alguna forma siempre termina estando en boca de todos positiva o negativamente, como dicen por ahí, al fin y al cabo que hablen bien o mal, pero que hablen ¿o no?

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *