Lady Gaga y su lado más salvaje.

Por Nicolas O. Garia

Ya son 10 años desde que Lady Gaga irrumpió en la industria de la música, rompiendo los esquemas del mainstream y llevando al límite a las estrellas del pop de ese entonces. Pero no fue sólo su música la que la catapultó como una revelación, sino también su poco común sentido de la moda, ya que hacia el 2011 en las alfombras rojas todas querían ser Lady Gaga de alguna forma.


Y una de las cosas por las que siempre se ha destacado es su versatilidad, porque si bien Gaga ha usado a lo largo de su carrera modelos de pasarela de diseñadores de alta costura como Alexander McQueen, Thierry Mugler o Gareth Pugh, tampoco olvidó su pasado de gogo dancer donde bailaba canciones de heavy metal y trajo de vuelta el cuero, las tachas y las poleras con logos de bandas de rock, cómo olvidar su aparición en el festival de Lollapalooza 2010 cuando acompañó a la banda Semi Precious Weapons vistiendo sólo mallas de red y pezoneras.


Durante la promoción de su tercer álbum “Born This Way” llevó su look grunge a otro nivel cuando comenzó a usar pelucas rubias con mechones negros, con lo cual intentó revivir su época cuando todavía era sólo Stefani Germanotta, antes de teñirse rubia. De la mano de su estilista Nicola Formichetti crearon llamativos looks que rozaban casi el límite del punk, combinando cadenas, gorras policiales, chaquetas de motociclista e incluso látex. Innegablemente Lady Gaga llevó a la esfera pop a un nivel más arriesgado, más salvaje y más ambiguo tal como lo hiciera Madonna en décadas anteriores

Lady Gaga strolls through the Lower East Side while filming a documentary in NYC.

Pictured: Lady Gaga

Ref: SPL244541 210211

Picture by: Daniel Shapiro / Splash News

Splash News and Pictures

Los Angeles: 310-821-2666

New York: 212-619-2666

London: 870-934-2666

photodesk@splashnews.com

 

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *