Dior invadió Tokio con un ejército futurista.

Por: Nicolás O. Garcia 

Si ya fue una revolución que el actual director creativo cambiara el icónico nombre en francés de Dior Homme, renombrando la línea al inglés: Dior Men, la colección pre-fall 2019 del británico Kim Jones alcanzó un nuevo nivel con una propuesta futurista y una estrambótica puesta en escena.

 

 

 

 

 

 

 

Esta es la segunda presentación de Jones a cargo de la línea masculina de Dior, y casi como una escena de sci-fi llevó el desfile a la ciudad de la innovación y la tecnología por excelencia, Tokio. La presentación incluyó una pasarela redonda que al centro tenía una estatua femenina gigante de 12 metros, creada por el ilustrador japonés Hajime Sorayama, la cual se acompañó de música techno y rayos de luz.

Y como si todo eso fuera poco, las prendas de la colección no se quedaron atrás y mezcló la vanguardia y el oriente, para hacer un guiño a la capital japonesa que recibió a la marca. Basándose en el film alemán de ciencia ficción Metrópolis, lo que primó en la pasarela fueron los elementos futuristas como la joyería de aluminio, tonos plata y grises que aluden a ilusiones ópticas, asimetrías, piezas holográficas y lentes estilo Matrix. Lo cual se enlazó con elementos tradicionales de la cultura nipona como el sakura o cerezo en flor japonés, y algunos cortes típicos de las piezas ceremoniales del kimono.

 

 

 

 

 

 

 

Sin duda alguna Kim Jones es un visionario que está llevando muy bien las riendas de la maison Dior haciéndonos avanzar un siglo, y si el futuro se ve así no podemos esperar para vivirlo!

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *