Deleites, traiciones y censuras en el 4to aniversario de hija de perra

Fotografia: Lontano 

 

Nuevamente el Cine Arte Alameda fue el lugar escogido para reunir a un selecto grupo de sucias, perdidas e inmundas personas que llegaron a homenajear a la reina madre del Drag Queen Chileno, Hija de Perra.

Con una muestra de fotografías inéditas “errorista-domestica” se dió inicio a la “sobredosis de perra”, nombre del cuarto evento en homenaje a Victor Hugo “Wally” Peñaloza, nombre real de esta gran artista escénica que generó un movimiento donde giran conceptos como disidencia política y sexual, liberación, activismo, feminismo, LGBT y arte, entre otros, siendo una precursora de la transformación que vemos actualmente en la sociedad conservadora chilena. Además de Drag Queen, y junto con otras propuestas rupturistas y muchas veces censuradas, “Hija de Perra” fue una destacada artista escénica, performista, modelo, cantautora y diseñadora de moda, y en su rol de actriz protagonizó la película Empaná de Pino (2008).

Bajo la animación de Anastasia Maria Benavente, continuó el homenaje con una muestra de documentales también inéditos, “58 millones de besos” de la realizadora Susana Diaz, el nombre de este documental alude la deuda que quedó en clínica indisa después de que nuestra maravillosa hija de perra dejara esta asquerosa e infernal dimensión terrenal. Wincy Oyarce y Jorge Panchana fueron otros directores que deleitaron a la audiencia con sus videos nunca antes vistos de nuestra maxima diosa y musa inspiradora.

Siguiendo el show de varieté se presentaron en distintas performances “Anastasia María”, “Maraka Barata”, “Casa de Perras” (“Furia del Nilo”, “Truvada Salvation”, “Erika con K” y “Kamon kamon kamon”), “Jennifer Fernández”, “Irina la Loca”, y la última vedette chilena Maggie Lay quien con un espectacular show dedicado a la perra cerró las performances.

La instancia no estuvo exenta de polémicas ya que se acusó de censura por varios artistas quienes no realizaron los shows preparados ya que el mismo dia del evento les anunciaron que el local no permitiría fluidos en el escenario, fluidos que como todos sabemos y reconocemos, son parte del exquisito legado de hija de perra. Quizás este año necesitamos ver más de lo que nuestra perra entregaba, inmundicia y menos conservadurismo. Esperamos que el 5to aniversario sea realmente lo que la perra esperaría, subversión en contra del sistema, tetas y potos dando rienda suelta a sus máximos placeres, fluidos que nos llenen de dicha en el nombre de ella, Hija de perra.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *